miércoles, 13 de abril de 2011

La Fiesta de la Ciencia




Cada dos años, en las cercanías del mes de mayo, en Venezuela, se entrega el Premio Fundación Empresas Polar ‘Lorenzo Mendoza Fleury’, a cinco científicos venezolanos.

En pocas semanas se anunciarán los nombres de quienes recibirán este reconocimiento en su XV entrega. Cinco investigadores, en las ciencias básicas y sus interdisciplinas, se sumarán a los 70 ya galardonados. El país podrá conocer su trayectoria académica, sus logros, sus retos y lo que rodea al desarrollo de su profesión.

El Comité de Selección dará su veredicto después de dos años de trabajo y un riguroso proceso de estudio de los investigadores detectados por los Proponentes responsables de identificarlos en todo el país.

Una de las particularidades de este premio, es que distinguir tanto a los profesionales quienes ya han realizado importantes aportes al conocimiento o poseen una trayectoria destacada, como también reconoce el talento y la potencialidad de quienes apuntan y despuntan en sus primeros años de trabajo en la ciencia.

Igualmente, posee la particularidad de no recompensar un proyecto o una propuesta específica. El premio Fundación Empresas Polar ‘Lorenzo Mendoza Fleury’, otorga un aporte a la persona, quien podrá utilizarlo sin compromiso institucional.

El premio Fundación Empresas Polar ‘ Lorenzo Mendoza Fleury’, creado en 1983, ha contado con el apoyo no solo de la comunidad científica nacional e internacional, sino con el de las autoridades de las instituciones académicas y educativas, de los centros de investigación, de los comunicadores sociales y de todos quienes creen en la importancia del conocimiento y desarrollo científico para la superación de los retos que impone el avance y el progreso.

La carrera del científico se construye en el tiempo. No se hace a saltos. Es fruto del encadenamiento de etapas que culminan sucesivamente, sumando méritos gracias a la formación continua, el trabajo perseverante, la paciencia y la fe en la experimentación, sustentados en una vocación por conocer, servir, aportar y compartir.

El Premio al destacar a los galardonados, se propone estimular el interés de los estudiantes en las carreras científicas, difundiendo los avances y aportes de aquellos quienes pasan la mayor parte de su vida en sus laboratorios o centros de experimentación.

Frente a proyectos como el Premio Fundación Empresas Polar ‘Lorenzo Mendoza Fleury’ que logran sostenerse en el tiempo, justo es preguntarse si existen algunas claves garantes de su éxito.

Podríamos destacar algunas:

Una, la preparación del proyecto, su estudio minucioso, las necesidades a satisfacer, las experiencias relacionadas, en fin conocer su geografía social.

Segundo, definir y defender su foco.

Tercero, contar con recursos necesarios para su sostenibilidad, tanto financieros como humanos.

Cuarto, el rigor de su estrategia y sus procesos internos. En este caso, la transparencia y confiabilidad del proceso de selección.

Quinto, continuidad y constancia.

Sexto, seguimiento, validación y ajustes.

Séptimo, difusión.

Octavo, imponerse a las aves agoreras del fracaso. En este caso, los patrocinantes tuvieron que superar fatídicos augurios de quienes se atrevieron a pronosticarle muy corta vida: “Pronto no tendrán a quien premiar. En Venezuela no hay suficientes científicos”.

Gracias a la fe y el compromiso de los patrocinantes, Empresas Polar, con el talento de los venezolanos, el Premio no se ha detenido en sus entregas y cada dos años en Venezuela se celebra la fiesta de la ciencia .

1 comentario:

María Antonieta Arnal dijo...

¡Qué bueno que puedan seguir otorgando este premio!