jueves, 31 de julio de 2008

Muy cortos

Movía nerviosamente las monedas de una mano a otra, esperando que en el devaneo, estas se multiplicasen. Las tenia bien contadas, sabía que no le alcanzarían para pagar el trago que tanto necesitaba. De todas maneras se sentó en la barra, esperó unos segundos y como dados de la suerte, los hecho apostando al doble seis. Rodaron y resbalaron hasta el bolsillo del barman quien le agradeció la propina.

-----------

Estaba segura que la luna llena se había repetido, llevaba ya cuatro noches sin dormir y en todas se mantenía redonda y clara. Debía ser porque estaba tan cansada, y no distinguía bien. Al tiempo supo que los astrónomos del mundo reseñaron la extraña inmovilidad del astro que no había abandonado al cielo en determinadas fechas, coincidiendo estas con las noches cuando su hija había estado en coma a punto de morir.

------------

Siempre pasaba caminando apresuradamente frente al edificio. Era su ruta al regresar de la oficina. Sin embargo, no podía evitar ver hacia adentro de la ventana del primer piso donde reconocía la figura de una mujer delgada y elegante.
Le gustaba inventarse historias sobre ella, así se distraía durante la última parte del trayecto a casa. En su imaginación ella lo seducía, lo esperaba pasar y estaba pendiente de su diaria jornada. Sucedió que tenía varias tardes seguidas sin ver a la delgada señora que siempre le aparecía de espaldas. La primera pensó que se habría agachado a recoger algo. La siguiente tarde se dijo a si mismo que estaría en la cocina Ya la tercera se le hizo mas difícil encontrar la explicación. Eso lo motivo a detenerse un rato frente al edificio, algo que no había hecho antes. Esperando ver con más detalle, lo que sucedía tras esa ventana, se dio cuenta que durante todo ese tiempo, lo que había visto había sido el reflejo del poste de luz de la calle.

1 comentario:

R2 dijo...

Hola, Graciela Pantin, creo que nos vimos una vez en Calicanto, casa de Antonia Palacios. Me parece enormemente auspicioso que una poeta (te digo poetisa?) venezolana de tu estirpe tenga un blog. Pero mejor fue el descubrir tu talento narrativo, por así decirlo. El primer relato del "Muy Cortos" de este jueves es contundente y el final se afinca. Y de paso, gracias por ennoblecer la blogósfera venezolana...RR