sábado, 3 de mayo de 2008

Del Facebook y otros

Me he reido mucho con los envios de Claudio Nazoa y de Guillermo Gonzalez. El articulo de Nazoa desvela su procupación por ser ubicado por tantos amigos y tantas...novias...pero se mantiene hasta allí....algo de promiscuidad debe estar haciendole tilin..... esta muy bien narrada su cronica persecutiva y solo provoca darle unos tips de como surfear en el FB y asi evitar que lo "agarren" desprevenido.El Video de Guillermito, que se inicia con grandes alabanzas, termina despotricando contra los abusos y el asalto a su espacio de pantalla por los envíos "desganados" de sus amigos.....pero también continua allí.

Y eso es lo crucial de este medio, es que ESTÁ ALLÍ y es una alternativa que funciona para revincularnos y ponernos al dia con nuestra red de familiares, amigos, conocidos y no tan conocidos, tiene sus peros, como todo y opino que ni Claudio ni Guillermito dieron en el clavo.
Su principal impacto es que ha entibiado las fronteras entre lo público y lo privado y ojo..no estoy hablando del sistema social, el sector público, el sector privado.....estoy hablando de nuestras vidas, de lo que compartimos, con quien lo compartimos y como lo compartimos y es alli donde el Facebook ha producido su revolución.....

Hay de todo, desde quienes anuncian que tienen sueño, o que estan cocinando algo rico... ? ? hasta quienes predicen desgracias o anuncian nuevos amores.
Es decir no hay jerarquias, no hay filtros por lo tanto el mensaje es problema de quien recibe, no de quien envía y eso coloca la balanza comunicacional...de un solo lado y por lo tanto , no es balanceada.

Por ahora, todo está allí, su crecimiento exponencial nos habla que ...responde a una necesidad o a una aspiración compartida por muchos, estamos solos, queremos ser vistos escuchados y queridos....y a veces regalados apreciando mas que el objeto recibido la mera intención del donante... ! ! Gracias.

1 comentario:

María Antonieta Arnal dijo...

Me gustó lo que escribiste sobre facebook, sobretodo lo último que escribiste de la soledad. La verdad, me encanta facebook, pero a veces me deprime porque me doy cuenta que conozo mucha gente, pero tengo muy pocos amigos, por no decir ninguno.