sábado, 31 de mayo de 2008

UN PRINCIPE EN VENEZUELA ! !

Es muy difícil ser venezolana, interesada y comprometida con asuntos de arte y cultura, haber trabajado al lado de José Antonio Abreu, y no sentirse muy tocada, literalmente, por el premio Príncipe de Asturias que se le acaba de otorgar al Maestro creador del Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela.

Mucho se ha escrito en nuestra prensa y hablado en nuestros medios audiovisuales acerca de esta distinción. Pensemos, se le da a un hombre, por haber creado y desarrollado un proyecto, integrando al líder y a la obra.

Se le concede también a un país, a muchas, miles ya, de familias, que han hecho un esfuerzo cotidiano para que sus hijos participasen en ensayos y presentaciones en las orquestas, igualmente a una secuencia de “gobiernos” que en un país democrático, que elevó al poder diferentes orientaciones políticas, quienes nunca dejaron de apoyarlo.

Se le otorga a un líder quien, por su constancia, compromiso, transparencia en el logro perseguido, consolido la credibilidad necesaria para invitar, para sumar a muchos patrocinantes intersectoriales quienes se convirtieron en parte activa del proyecto.

Se le dio a las miles de caritas con nombre y un apellido, quienes con su activa participación en un equipo demostraron que todos son mas que uno. A todos ellos quienes, detrás de un instrumento soñaban con ser grandes, y a la vez, hacer que Venezuela sonase en el mundo

El premio, entonces se le dio a todos quienes lograron que fuese esto una realidad, y así lo dijo el Maestro Abreu en su rueda de prensa.

Ahora hay orquestas sembradas en todo el país. Pero también en la región…y además hay coros, voces que las acompañan, que suman talento y aspiraciones al gran concierto mundial por la paz, a través del arte.

Estoy segura que han habido semillas que no cayeron en terreno fértil, sin embargo de ellas hemos aprendido y han fertilizado a las que si han dado sus frutos. Estamos hablando ya de tres generaciones de músicos, esto significa muchos talleres y muchos conciertos. Muchas giras, y muchos tropiezos. También muchos programas de mano distribuidos y muchos aplausos recibidos.

A José Antonio le ha tomado 33 años de su vida…¿poco? ,¿mucho? …

No se…pero para sus muchachos es toda una vida, la suya y la de su familia y…para la historia universal, es una lección que el compromiso da frutos siempre y cuando haya constancia, perseverancia, compromiso y una clara visión de futuro.

En Venezuela, que nos hemos destacado por petróleo, mises, telenovelas y presidentes estrambóticos, somos hoy reconocidos internacionalmente por artistas, por músicos…

¿Qué suena mas?….

5 comentarios:

María Antonieta Arnal dijo...

Me gustó esto que escribiste, tanto que se lo mandé a dos personas para que lo lean. La verdad, José Antonio Abreu y su sistema de orquestas juveniles es una inspiración para mi. Igualmente, "Aguafuerte" de Ignacio Castillo. Ese es mi sueño... El desarrollo cultural comunitario. Como dice la propaganda de la Polar... Si se puede.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

HOLA GRACIELA, UN GUSTO!!!

BUENO
FELICITACIONES AL SEÑOR ABREU!!!
NO SÈ SI LA CULTURA Y EL ARTE INTERESEN TANTO.
HAY TANTA "BASURA" EN LOS MEDIOS Y DE UNA FORMA MUY DESTACADA. QUIZÀS ES LO QUE NOS GUSTA CONSUMIR. DE TODAS MANERAS ES UNA NOTICIA MUY IMPORTANTE Y SUPONGO SE HA VISTO REFLEJADA EN LA PRENSA MUNDIAL.
ES UN MUNDO MUY ECONOMICISTA ÈSTE,
PARA MUCHOS
SOLO IMPORTA EL DINERO.
...Y ASÌ ANDAMOS!!!

MUCHOS SALUDOS!

ADAL

MUCHAS GRACIAS!!!

Graciela Pantin dijo...

Graias amigo nuevo....no le tengas miedo a la cultura y al arte...no muerden.....Abrazos,Graciela

MoniQueen dijo...

Siempre recuerdo aquel libro que me diste una vez, en el que se describia al proyecto, entre otros tantos, como una experiencia exitosa en Venezuela. La verdad es que tenemos muchos por alla, y gente con talento ni hablar, es una lastima, y uso tus palabras, que el petroleo y los presidentes estramboticos no los dejen brillar. Es asi la cotidianidad de nuestro pobre pais rico!!!

R2 dijo...

....el mejor post sobre este orgullo que nos salva...