miércoles, 23 de marzo de 2011

América fría


Es el titulo de la exposición producida por la Fundación Juan March, exhibida del 11/2 al 15/5/ 2011, en su sala de Madrid.

Partiendo de la pregunta: ¿Cómo narrar la historia de la abstracción geométrica en Latinoamérica?, su Comisario Osbel Suárez, escribe en la presentación del catálogo:
“Dos retornos, uno de ellos definitivo, el otro temporal, definen el marco cronológico de esta exploración por los meandros de la abstracción geométrica en América Latina. El primero de ellos lo protagoniza Joaquín Torres–García en 1934; el segundo Jesús Rafael Soto, cuando en 1973 regresa a su ciudad natal, Ciudad Bolívar, para inaugurar la primera fase del museo que lleva su nombre, un proyecto de Carlos Raúl Villanueva”.

La exposición muestra obras de sesenta artistas de Argentina, Brasil, Uruguay, Cuba y Venezuela.

De nuestro país están presentes obras de Omar Carreño, Víctor Valera, Jesús Soto, Mateo Manaure, Alejandro Otero, Carlos Cruz-Diez , Narciso Debourg y Gego. Además fotografías y dibujos de Victor Vasarely, Alexander Calder, Fernand Léger y fotografías de Leo Matiz, realizadas en Venezuela.

Las obras exhibidas poseen una secuencia tan bien hilada que facilita su lectura y estimula las conexiones, además están apoyadas por un conjunto de documentos, impresos y fotográficos, que son un soporte fundamental para la comprensión de la propuesta museológica.

Las piezas exhibidas provienen de 18 instituciones museísticas y de 17 colecciones privadas.

Osbel Suárez (nacido en Cuba, Historiador del Arte por la Universidad de La Habana y comisario independiente) no es nuevo en estas tareas. En su trayectoria profesional reciente cuenta con la curaduría de la muestra ‘Lo(s) Cinético(s)’, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, (2007) donde ya apuntaba en esta línea de investigación .

Javier Gomá, director de la Fundación Juan March, destaca que la muestra es también "una reivindicación" de Latinoamérica, porque "América del Sur también es América", y ha explicado que su título, "América Fría" pretende "desbaratar" la asociación entre América Latina "y lo tropical, lo caliente" para vislumbrar una América más "fría, objetiva, geométrica y racional".

El recorrido por las salas mantiene en vilo al espectador quien va de un encuentro a otro de la mano de los artistas representados por piezas poco exhibidas y muchas de las cuales poseen las huellas de sus primeras experiencias.

El tránsito culmina con una sala dedicada a fotógrafos, artistas de la imagen, que con la cámara recrean y recuperan visiones constructivas de espacios y edificaciones de America.

Un completo catálogo de más de 500 páginas, enmarca el ámbito de la muestra al reunir en él, no solo ensayos de reconocidos críticos y artistas, que fundamentan las propuestas, sino también fotografías de todas las obras expuestas, anexos bibliográficos, biográficos , cronológicos y reproducciones facsimilares de bocetos, cartas, documentos personales producidos por los artistas y galeristas actores del momento.

Francisco Calvo Serrale (El País,19/2/11) escribe sobre la muestra, destacando la interrogante: “¿Cómo es posible que nuestro país ignore la huella que ha dejado el arte latinoamericano en la vanguardia española?”

Bravo por la Fundación March y por Osbel Suárez.

Exposiciones como estas hacen añorar aquellos tiempos cuando podíamos visitarlas en nuestros museos.

Qué injusticia se está cometiendo contra nuestra cultura al habernos cercenado esta necesaria oportunidad para conocer, aprender y disfrutar del arte.

1 comentario:

La Costa Esmeralda dijo...

Hola! por casualidad leí esta entrada después de publicar una sobre la misma exposición en mi blog, felicitaciones muy buen artículo.