miércoles, 30 de marzo de 2011

ARQUEOLOGIA DEL FUTURO



Estudiante mientras le cosían la boca.Foto El Nacional.


Aunque algunos dicen que el futuro es como el horizonte, nunca se alcanza, el que nos pretenden imponer, es inaceptable

La primera página de El Nacional del pasado sábado 26, será una pieza arqueológica que estudiarán futuras generaciones.

Arriba a la izquierda, el periódico abre con conmovedoras imágenes de los estudiantes universitarios. Dos fotografías son suficientes para resumir a lo que tuvieron que recurrir, para ver atendidos sus derechos por una universidad autónoma, con los recursos necesarios para cumplir con su misión educativa.

Enfrentada, arriba a la derecha, aparecía la noticia de la obligatoriedad de implantar la educación militar desde el primer grado de escuela.

En su segunda página, un trabajo de Carlos Crespo, reseñó la medida.

“Un decreto formalizado en la Gaceta Oficial del 24 de marzo, resolución número 017621 del Ministerio de la Defensa, anuncia el "Plan Integral de Educación Militar de la Fuerza Armada". En él aparece la materia "Educación para la Defensa Integral como eje integrador en los subsistemas de educación básica y universitaria, la cual debe ser contemplada en los programas y pensa de estudios de los institutos y centros educativos del Sistema de Educación Nacional".

Esto comprende la educación de los venezolanos desde que están en el primer grado de primaria hasta la universidad.

Continúa la nota: “El Ministerio de la Defensa, a través del Viceministro de Educación para la Defensa Integral, "establecerá como política de la modalidad educativa militar, la implementación de la Educación para la Defensa Integral, por parte de la Milicia Bolivariana, a los fines de garantizar el cumplimiento de su misión, la cual estará orientada al entrenamiento, preparación y organización del pueblo para la defensa integral de la nación".

En la nota de Crespo queda retratada la prioridad que orientará la estrategia educativa que, nuestros políticos de turno, han diseñado para impedir la formación de juventudes libres y contestatarias, esas que en todas las épocas, se han rebelado ante las injusticias, la discriminación y la pérdida de la democracia.

Durante la última década en Venezuela, no solo hemos perdido espacios y recursos para el conocimiento, la investigación y la creación, sino que estamos dejando de identificar, estimular y formar a los futuros talentos en sus primeras etapas, cuando ingresan al sistema educativo.

Para colmo, si llegasen a aplicar este decreto, estaríamos, además educando hacia el pensamiento único, formando eunucos intelectuales que priorizarán el pensamiento sometido, univocal y dictatorial.

Son alarmantes las estadísticas de los profesionales, en todas las áreas, quienes en la mejor etapa de su desarrollo, deben emigrar para trabajar en condiciones que les garanticen mejores rendimientos a sus esfuerzos.

Venezuela no solamente está perdiendo a una generación formada y en pleno desarrollo, si se aplican estos decretos, perderíamos además, el aporte de los talentos en sus primeras etapas.

Aunque algunos dicen que el futuro es como el horizonte, nunca se alcanza, el que nos pretenden imponer, es inaceptable .

¿Tendremos que cosernos los ojos para no verlo?











2 comentarios:

María Antonieta Arnal dijo...

Muy bueno. Para eso querían quitar la educación religiosa en las escuelas. Para imponer la educación moral. Está de anteojito que lo que quieren es guerra y no paz. Debemos seguir luchando y cosernos los ojos si es preciso para defender la fe y lograr la paz.

María Antonieta Arnal dijo...

Disculpen. Puse moral en vez de militar.