martes, 30 de septiembre de 2008

LA HADITA

Natalia Pantin Ayala. Paya, sept. 08

Se pasaba horas caminando por el bosque, pensando que quería ser cuando fuera grande. Cuando le preguntaba a sus amigos, ya todos sabían y ella aun no.
Una tarde, se sentó en una piedra junto al río. Vio hacia abajo y entonces lo supo, quería ser un hada como esa que veía en el agua.



2 comentarios:

Son Fantasma dijo...

aluzar, qué palabra tan bonita!

Anónimo dijo...

el hada tropical